¿Cómo estimular la motricidad fina de un bebé?

La motricidad fina es la coordinación de los movimientos musculares pequeños que ocurren en determinadas partes del cuerpo, como los dedos, generalmente en coordinación con los ojos. La motricidad fina es la que nos permite agarrar cosas, pintar, escribir, abrocharnos los botones, etc. Por eso, es muy importante estimular a tu bebé desde pequeño en esta área.

Existen diversas actividades y juegos que puedes realizar con tu bebé desde recién nacido para fomentar su motricidad fina:

0 a 4 meses

– Deja que conozca sus manos, las observe y se las lleve a la boca. No se lo impidas.

– Coloca tu dedo u otros objetos en la palma de su mano para que la cierre sobre él.

– Ponle una pulsera con cascabeles en la muñeca para que suene al moverla e intente averiguar de dónde viene el ruido.

– Coloca un móvil encima de su cuna para que siga el movimiento del mismo con los ojos e intente alcanzarlo.

5 a 8 meses

– Pon diversos juguetes de colores cerca de él para que intente cogerlos.

– Cuando sea capaz de sostener un juguete en su mano, dale otro para que aprenda a tener uno en cada mano.

– Ofrécele objetos pequeños para que los coja cerrando su palma.

– Dale objetos para golpear y hacer ruidos con ellos.

9 a 12 meses

– Dale objetos de diferentes tamaños para que los manipule.

– Coloca objetos dentro de una caja y dásela para que los saque y los vuelva a meter. También puedes ponerlos en un cajón un poco alto para que intente ponerse de pie a la vez.

13 a 18 meses

– Proporciónale rompecabezas de pocas piezas y grandes que pueda levantar o encajar en sus formas.

– Dale ceras blandas o lápices grandes para bebés para que pueda empezar a garabatear y pintar.

– Los juegos de torres, de apilar o de meter piezas unas dentro de otras son muy beneficiosos para la coordinación.

– Los aros y los cubos refuerzan la destreza, la noción del espacio y del tamaño.

– Una caja de herramientas con clavos de madera o plástico o un instrumento con baquetas refuerzan la coordinación y sirven para canalizar sus energías sobrantes.

– La plastilina u otros juguetes para aprender a modelar son perfectos para la motricidad fina.

2018-02-20T12:23:15+00:00