¿Cuándo puede empezar un niño a dar clases de pintura?

La pintura es muy beneficiosa para el desarrollo de los niños, además de ser un arte maravilloso que puede convertirse en el futuro de tu hijo si quiere dedicarse a ese mundo. Por eso, si muestra interés y quiere ir a clases de pintura, no dudes en llevarle, quizá sea el próximo Picasso.

Desde que tu hijo tenga 12 meses es conveniente que le proporciones lápices y folios para que pueda echar a volar su creatividad y comenzar a hacer trazos y garabatos. Y es que la pintura es muy beneficiosa para los niños, no solo para fomentar su imaginación, sino también para favorecer su motricidad, su inteligencia emocional o su capacidad de concentración.

Por eso, es importante que el niño pinte en casa siempre que quiera, pero también que vaya a clases de pintura si muestra mucho talento o pasión por la pintura. En este caso, puedes buscarle un taller o escuela para niños desde que tenga unos 4-5 años, aunque dependerá del centro al que le quieras llevar la edad de comenzar, pero se suele admitir a niños desde esta edad. Más pequeños no es recomendable ya que no suelen aguantar mucho tiempo dedicados a una sola actividad y podrían cansarse antes de que acabara la clase.

Además, es importante que busques una academia especializada en niños, en la que haya más niños yendo a clase de su misma edad o similares, que cuenten con los materiales aptos para cada edad y sepan las técnicas más apropiadas para enseñar a niños pequeños.

También deben tener paciencia y saber cómo tratar a niños de esta edad. Además, es conveniente que las clases no duren más de una hora y que nunca obligues a tu hijo a ir. Si se cansa o deja de gustarle, desapúntale. Obligarle solo será peor y hará que acabe aborreciendo el arte.

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

2018-03-27T11:51:35+00:00