Dibujar, pintar, colorear… son actividades muy beneficiosas para el desarrollo de los niños, tanto físico como motriz. Por eso, es importante que le des los materiales necesarios para que pueda explorar su imaginación y creatividad a través del dibujo.

Fomentar la imaginación y la creatividad de los niños desde pequeños es muy importante para su desarrollo, y no hay mejor manera de hacerlo que a través del dibujo, una actividad sencilla que se puede hacer en cualquier sitio y en cualquier momento, solo hace falta colores y folios.

Y es que el dibujo es muy beneficioso para los niños:

  1. Mejora la motricidad

El sostener un lápiz o cera de colores y hacer garabatos con él ayuda a regular los movimientos de la mano y mejora la motricidad fina, lo que contribuirá a su aprendizaje de la escritura, por ejemplo.

  1. Aumenta su autoestima

El saber hacer algo nuevo, como hacer un bonito dibujo, y que sus padres lo alaben e incluso lo cuelguen en la pared o la nevera fomenta la autoestima del niño y le hace sentirse bien y tener más confianza en sí mismo.

  1. Relaja y desestresa

Pintar es una actividad muy relajante que ayuda a combatir el estrés y la ansiedad. Además, nos ayuda a expresar nuestros sentimientos y así liberar emociones como la rabia, el dolor, el miedo, etc.

  1. Es divertido

Dibujar es una actividad muy entretenida, perfecta para las esperas, las tardes de lluvia, etc. se puede combinar con otras actividades artísticas y con todo tipo de manualidades, haciendo que el niño pase un rato fantástico con un resultado muy artístico.

  1. Contribuye a apreciar el arte

Acercar al niño a la pintura y el dibujo es una manera de acercarle al arte, lo que expandirá su mente y le ayudará a apreciar la música, la pintura, el teatro… siendo una persona más sensible y culta.

  1. Desarrolla la imaginación

No hay nada mejor para fomentar la creatividad y la imaginación que dar un folio en blanco a un niño y un montón de lápices de colores. Es la manera más sencilla de potenciar estas cualidades.

  1. Favorece la comunicación padre-hijo

El dibujo es un medio de expresión para los niños, por lo que conviene que los padres se interesen por lo que estos pintan para conocerlos un poco mejor y saber qué le preocupa, qué le interesa, etc.

  1. Sirve de terapia

La terapia psicológica con los niños no se puede llevar a cabo de la misma manera que con los adultos, por eso una técnica que se emplea mucho es pedirles que hagan un dibujo sobre un tema, bien libre o bien concreto, para que expresen a través del dibujo sus sentimientos y emociones y así poder averiguar qué les pasa.

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com