Para que una fiesta de cumpleaños infantil resulte todo un éxito es necesario tener preparadas una serie de actividades para entretener a los niños y evitar que se vuelvan “locos”.

¿Estás preparando la fiesta de cumpleaños de tu hijo y quieres que sea todo un éxito y un día inolvidable? Además de decorar la sala de fiestas, preparar la merienda y regalitos de despedida para los invitados, es una buena idea que pienses unas cuantas actividades y juegos para realizar durante la fiesta.

Es importante que estos juegos no duren en exceso ya que los niños se cansan enseguida de cualquier actividad. Es mejor tener varias ideas y poder ir cambiando.

Piensa en lo que le gusta hacer a tu hijo y en sus intereses y planea los juegos con él.

Intenta que todos se sientan ganadores de algún juego y prepara pequeños premios para ellos.

Si la fiesta es temática, podéis orientar todos los juegos en torno al tema central.

Algunas ideas divertidas pueden ser:

– Para la entrada, mientras esperáis a que lleguen todos los invitados para empezar a merendar, podéis realizar alguna manualidad o pintar, como hacer coronas de cartulina personalizadas para cada niño, ayudar en la decoración, etc.

En busca del tesoro. Esconde varios objetos por el lugar donde se celebre la fiesta y dibuja un mapa del tesoro para cada niño indicando dónde están. Deberán buscar los premios y, el que más encuentre, gana.

Las sillas. Un juego clásico muy divertido. Coloca a todos en círculo en torno a unas sillas, tiene que haber una silla menos que participantes. Enciende la música y, cuando quieras, la paras y los niños deben sentarse. El que se quede sin silla es eliminado, se retira otra silla y se sigue hasta que solo quede uno.

– Circuito de obstáculos. Si la fiesta es al aire libre o tenéis mucho espacio, podéis hacer un circuito acorde a la edad de los niños con diversos obstáculos o pruebas como saltar a la pata coja, saltar a la comba, etc.

– La zapatilla por detrás. Al ritmo de la canción “a la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni la verás tris tras. Mirad arriba, que caen judías; mirad abajo, que caen garbanzos”, los niños tienen que estar sentado en un corro y uno de ellos corre alrededor. Al terminar la canción, el que corre deja la zapatilla detrás de uno de los niños, y este tiene que salir corriendo para pillarle antes de que le quite el sitio.

Guerra de globos de agua. Si la fiesta es en verano, qué mejor manera de divertirse que jugar a una guerra de globos de agua.

Carreras de carretillas. Se divide a los niños en parejas y se marca el espacio de la carrera. Cada niño cogerá a su pareja como una carretilla y tendrá que conseguir llegar el primero a la meta.